Seguridad y Salud Laboral

Identificación de los procesos peligrosos y los riesgos laborales

Un proceso peligroso se puede localizar en un proceso de trabajo, el cual no ha sido evaluado analiticamente para determinar los riesgos a los cuales están expuestos los trabajadores. Un proceso de trabajo es una actividad realizada con unos medios o herramientas sobre un objeto (o sujeto, según el caso) para obtener un objetivo final (ya sea producto o servicio). Todo el proceso de trabajo se lleva a cabo bajo en un medio ambiente de trabajo y bajo ciertas condiciones organizacionales (horario, turno, tiempos de descanso y otros). Luego de comprender un proceso de trabajo, deben analizarse los peligros que están presentes en cada uno de los elementos del proceso de trabajo (objeto o sujeto, medios, actividad, objetivo final, medio ambiente y condiciones organizacionales).

 

Los peligros pueden clasificarse como peligros de seguridad (por ejemplo, una demarcación inadecuada para el paso del montacargas en un almacén o cableado mal canalizado en una oficina), peligros higiénicos (por ejemplo, ruido que sobrepase 85 dB(A) en 8 horas en un almacén o iluminación inadecuada en una oficina) y peligros por carencia de ergonomía o disergonómicos (por ejemplo, levantamiento inadecuado de peso en un almacén o diseño inadecuado del puesto de trabajo en una oficina). Luego de establecidos los peligros en el proceso de trabajo, podemos pasar a denominarlos: procesos peligrosos.

Una vez determinados los procesos peligrosos, es necesario cuantificarlos, por lo general, para establecer si están dentro del rango de lo tolerable o no tolerable. Una vez cuantificados (ya sea por metodología cualitativa o cuantitativa), pasan a denominarse riesgos.

 

Podemos definir “riesgo” como la probabilidad de obtener un resultado desfavorable como consecuencia de la exposición a un evento que puede ser casual, fortuito o inseguro. Con los riesgos (o lo procesos peligrosos categorizados) podemos pasar a plantear los controles, que según la LOPCYMAT deben ser inicialmente en la fuente (origen del problema), luego en el ambiente (entre el origen del problema y el trabajador) y finalmente en el trabajador (a través de equipos de protección personal, controles organizacionales, capacitación y otros). Los controles en el trabajador deber ser la última alternativa planteada luego de que el patrono justifique que los niveles anteriores de control no pueden ser implementados.

 

17 Apr 2014

Comments powered by Disqus

 Bienvenidos

 www.asisca.n.nu.

 Mi boletín de noticias

Ingrese su correo electrónico para recibir novedades y noticias una vez cada 15 días.

Enlaces

Este sitio ha sido desarrollado usando N.nu, obtenga su propio sitio web.(info & kontakt)